miércoles, mayo 10, 2006

Jugadores poco reconocidos, infravalorados por la Liga. "Tribute to the Past": Bernard King, el verdadero "Rey" del baloncesto.

Ésta es una de las camisetas "retro" más vendidas de la NBA. Pertenece a uno de los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos. Sin duda uno de los mayores anotadores, a mi parecer, solo superado por Wilt Chamberlain y Michael Jordan; y probablemente el más explosivo anotador de todos.















Un fatídico 23 de marzo de 1985, jugando un partido contra los Kings en Kansas City, Bernard King se rompió totalmente el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha (una de las peores lesiones musculares que puede sufrir un deportista). Bernard venía haciendo la mejor temporada individual de toda su carrera, promediando casi 33 puntos por partido y sus declaraciones eran elocuentes y claras: “ Cualquier anotador pasa por un momento de su carrera en el que se siente imparable, y yo creo que ese momento me ha llegado”, “No importa lo que hagan para pararme, seguiré anotando como hasta ahora”. Pero a partir de este momento comenzaría su calvario particular, sin embargo, esto engrandecería todavía más su leyenda.
La NBA tiende a tener mucho en cuenta las carreras regulares, ejemplares y cercanas a lo, en teoría, ideales. Bernard King pertenece al club de esos jugadores que son tan buenos en la cancha como tan problemáticos fuera de ella. A sus problemas con el alcohol habría que añadir su propensión a las lesiones graves, ya que antes de aquel inflexivo partido frente a los Kings del 85, King ya se había perdido una temporada casi completa en su tercer año en la Liga.
Los New York Knickerbokers son el equipo genuino y por excelencia de la NBA, son el equipo de la ciudad más importante de los EEUU y su estadio es el más mítico del baloncesto mundial, el Madison Square Garden. Todo el mundo recuerda al mejor equipo que se ha formado en esta franquicia, ganador del los anillos del 70 y del 73, momento por el que pasaron algunos de los mejores jugadores de su Hª y, sobre todo, los más especiales, estando a la cabeza el gran Willis Reed. Quizás sea Pat Ewing el mejor jugador que ha pasado por sus filas, pero muy poca gente recuerda que el año anterior a la elección con el nº 1 del draft del 85, todavía militaba en sus filas un monstruo de la canasta. Uno no se puede imaginar nunca qué hubiese pasado si los NY Knicks hubiesen conservado a Bernard King algunos años más, pero quizás la pareja que hubiera formado con el Gable de la Gran Manzana hubise sido letal. Lo cierto es que los Knicks , hartos de los casi dos años largos que Bernard estuvo lesionado (1986 y 87), prescindieron de sus servicios (después de lo de Grant Hill, uno no entiende esta acción por parte de la franquicia neoyorquina, aunque a día de hoy todavía hagan las cosas peor). El equipo de su ciudad natal (Brooklyn, como Jordan, 1956), le expulsó por prepotencia.
Una más de las cosas por las que Jordan es considerado como el mejor, es por su espíritu de superación. Bernard King pasó todo este oscuro período sólo, apartado de las canchas, trabajando en su rehabilitación. Imagináoslo: un tío que ya pasa de los 30 años que ha dado ya lo mejor de sí los años anteriores. Bernard solo podía soñar con regresar dignamente a las canchas.
En 1984 King había llevado a los denostados Knicks hasta las Semifinales de Conferencia (algo que no conseguían desde principios de los 70) anotando casi 35 puntos por partido (26 durante la temporada regular). El año 85 fue el de la desgracia. Bernard King anotó de media 33 puntos por partido durante los 55 partidos de liga regular que jugó. Ese verano Patrick Ewing sería seleccionado con el numero 1 del draft por el equipo de la "Gran Manazana".
Una de las cosas que la gente menos recuerda es que Bernard King fue nombrado "NBA Comeback Player" (algo así como el jugador renacido) que equivaldría en cierto grado al actual “Jugador con mas progresión”, en el año 81, su primera como All-Star tras recalar en los Warriors después de su primera grave lesión que le dejó jugar tan solo 19 partidos en los NJ Nets. Pues bien, en el año 88 King volvió a regresar, o mejor dicho, reinició su carrera a los 31 años de edad. Comenzó esta temporada anotando 17 puntos, la siguiente mejoró sus registros (21), la siguiente 22 y la temporada 1991 la apoteosis, 28 puntos por partido 5 rebotes y 3 asistencias. Es decir que con 34 años, King se colocó a la altura de la mejor época de su carrera, en que jugaba en los Knicks, cuando tenía menos de 30 años (la mejor edad para un deportista). King vovió a ser elegido All-Star por unanimidad (no por reconocimeinto, como se ha puesto de moda últimamente con Grant Hill o Alon"Zo" Mourning). Por esto y por lo espectacular de su juego, su velocidad, su agilidad y la rapidez con la que ejecutaba su tiro; su camiseta número 30 de los Washington Bullets es una de las más vendidas (hace poco era la más vendida, ahora ha sido superada por la de Bryant y T-Mac, por lo de los 81 puntos y los 13 en 35 segundos, me imagino). De todos modos explicar todo esto no sirve para nada si no se le ha visto jugar nunca, así que si nadie lo ha hecho se lo recomiendo, porque es uno de los jugadores más espectaculares de la Historia y, al mismo tiempo, de los más olvidados (o menos recordados). Más o menos de la misma forma en que acabó su carrera, paradójicamente, con otra lesión grave que le echó de las canchas por otra temporada completa (la 92). Bernard podría regresar de nuevo a las canchas, pero esta vez para despedirse definitivamente del público del equipo de la ciudad que le vió nacer como jugador de la NBA, los New Jersey Nets.
BERNARD KING SIEMPRE SERÁ UN GIGANTE DEL BASKET, y no exagero, por eso digo que hay que verlo jugar. Era un ganador, era un líder y verlo con aquella mítica 30 de los Knicks hace que a uno se le caiga la baba (a mi personalmente siempre me hace imaginármelo en una de estas maquinitas de los 80, con juego de baloncesto cutrísimo tipo NBA Jam).

11 comentarios:

Blogger samkas ha dicho...

wilt no conocia nada sobre este jugador la verdad q soy diccionarios baloncestiticos bloggeros...sois la lexe ay algun detalle de basket antiguo q se os escape??

11:37 p. m.  
Blogger Wilt Chamberlain ha dicho...

Ya, por eso titulé el post de esa manera. De todos modos los que hemos tenido la oportunidad de verlo jugar (aunque yo solo en algún histórico), nos quedamos prendados de él. Es uno de mis jugadores preferidos, solo hay que verle con esa camiseta puesta. Los Knicks no volvieron a tener un jugador de su altura hasta Sprewell. Si tienes la oportunidad de bajarte algo por internet, pues te lo aconsejo. Por ejemplo, el vintage NBA de King.

1:43 a. m.  
Blogger Wilt Chamberlain ha dicho...

He puesto un enlace sobre la segunda fotografía (King vs Jamal Wilkes, Lakers). Si pincháis os llevará al apartado oficial de Bernard King en NBA.com
Y lo del Vintage lo hay en el emule.

1:52 a. m.  
Blogger Juanejo ha dicho...

MATRICULA DE HONOR!!! grande wilt, grande, me gusta me gusta mucho esta serie que te has sacado de la manga, y con quien mejor que con Bernard King para empezar. De como ser el amo de NY a ser nada. Me acuerdo la cacho de cicatriz que tiene el tio en el interior de la rodilla, era escalofriante. y con sus cojones por bandera dijo que volvia y volvio para jugar un all star con los bullets, uno de los mayores casos de superacion deportiva que existen. chapó para wilt, me levanto y te aplaudo, como en el anuncio de la coca cola light.
PD: esta saga de jugadores olvidados me gusta, esto es para hacer una tesis. Para mi un grandisimo olvidado, incluso injustamente olvidado es el gran Dale Ellis (como barro para casa, ehhh??).
saludos crack

9:46 a. m.  
Blogger Peter Mihm ha dicho...

Enorme post Wilt, de verdad. Soy de los Lakers y los Knicks son mi segundo equipo, aunque me pese. Jajaja. Bernard King era enorme, un anotador letal, clase en estado puro. Le he visto poquito, pero recuerdo su ejecución del tiro, su inagotable repertorio ofensivo y su clase. ¡Qué clase!

Tuve la oportunidad de verle en persona en el verano del 94, en una fiesta en el Hard Rock Cafe neoyorquino, después de un partido benéfico que organiza Mark Jackson. A pesar de sus lesiones, verle trajeado ya impone. Es una de esas presencias que sólo con estar en un sitio ya imprime un algo al ambiente. Impresiona. Tiene un halo de un ser con algo especial. Los Knicks siempre me han gustado, y puede que sea por leyendas como Bernard King, sempiternamente encaramado a las tablas de anotadores que devorábamos en el mítico Nuevo Basket.

11:10 a. m.  
Blogger Wilt Chamberlain ha dicho...

Bueno con que os haya gustado me conformo. Una de las cosas que más temo es volverme un pesado, por eso pretendo que con echarle un vistazo al título del post y a las fotos, con esa introdución que pongo sea suficente para saber de lo que estoy hablando. Apunto a Dalle Ellis juanejo, pero antes tengo algún otro en mente. Peter: Yo tb soy primero de los Lakers y después de los Knicks y de tercero de los Celtics (vamos, que soy de los Lakers, y de los Knicks cuando estén bien, no ahora). Lo del halo del que hablas yo tb soy de los que cree en esas cosas y este tío me lo ha transmitido en lo poco que he tenido oportunidad de ver.

2:11 p. m.  
Blogger samkas ha dicho...

ME siento un igggnorante con tanta clase y sabiduria....por ejemplo quien es ese Dalle ellis que nos habla nuestro amigo Juanejo.....( q culpa abre tenido yo de nacer tan tarde xD)

4:09 p. m.  
Blogger Juanejo ha dicho...

samkas...el, no conoces a quizas el mayor cañonero de la historia? hasta hace bien poco era el jugador con mas triples en la historia de la liga, claro que llego reggie miller y ahora ray allen y le han superado, pero antes eran otros tiempos (topicazo) y en los 80 principios de los 90 no se usaba tanto el tiro de 3 puntos como ahora, por lo que su merito, en mi punto de vista, es mayor.
y ese peter, cuenta cotilleos de esas fiestas neoyorkinas, crack!!
y al gran stilt, gracias por este post, lo de bernard king me ha molao pero mazo. estoy por imprimirmelo y colgarlo en la corchera de mi curro. es uno de mis favoritos de siempre, un tio con los huevos hasta el suelo. gracias crack.

4:39 p. m.  
Blogger shaq_rm ha dicho...

Eeeeee, espera un momento, Dices que vistes a Bernard King? No jodas, peter mihm. Otro mienbro del selecto club de los periodistas. Conoces a julius bird, por casualidad jeje (él también es periodista).

7:33 p. m.  
Blogger the pearl ha dicho...

asas

8:34 p. m.  
Blogger the pearl ha dicho...

Hola!Buen post.¿Qué hubiera pasado si Bernard King y Patrick Ewing hubieran jugado juntos?¿Y si Ewing no se hubiera lesionado en la final del 99,después de hacer una de las mayores hazañas de la historia de los playoffs?Son las cosas que hacen especiales a los Knicks,nunca serán el equipo que más gana,pero son distintos e imprescindibles.

8:38 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal