viernes, julio 28, 2006

¿El fin de la reconstrucción? Iª-Parte

Los míticos Celtics cumplen 20 años desde la consecución de su último campeonato y la muerte de su 'mesias': Len Bias.

Primer año después del 20 aniversario de la consecución de su último título y de la muerte del que se puede considerar el 'mesías' particular de los Boston Celtics. Sin duda, la franquicia más laureada de la historia de la NBA a base, no de oro ni de glamour, sino de trabajo, orgullo ('pride') y suerte (la 'lucky' del leprechaun). En los años 60 los Celtics encadenaron una racha de 9 anillos consecutivos y de un total de 11 en 13 años, todos bajo el madato del gran Bill Russell, el jugador más competitivo y mejor defensor de la historia del baloncesto, traído, eso sí, por el portador del espíritu del leprechaun: Arnold 'Red' Auerbach.

El año 86 marca el inicio del fin de la hegemonía de los Celtics y su gloria en la NBA durante casi 30 años porque, aunque no se ganaran más de 2 anillos durante los años 70 y tres (aunque muy grandes) durante los 80, no cabe duda que los Celtics se mantuvieron como superpotencia hasta la retirada de su última gran estrella, Larry Bird (en el fatídico 1992, a causa de sus ya insoportables problemas con la espalda). Solo hace falta repasar cualquier archivo histórico para observar que los Celtics, aún en los años en que no ganaban el anillo, hacían los mejores récords durante la temporada regular (por ejemplo: temporada 72-73, New York Knicks campeón, Bill Russell retirado, Boston, 68-14).

En este post, yo quiero considerar a Len Bias como el símbolo de la caída de todos esos valores, cimientos y títulos que definieron a los Boston Celtics durante este período de grandeza céltica. Voy a considerarlo como al mesías particular de los míticos y místicos Boston Celtics, que vino a la tierra como el prometido que debía de hacer perdurar la especial hegemonía de los verdes sobre el resto de mediocres o grandes pero no tan especiales franquicias, como la elegida por el espíritu de los millones de irlandeses que emigraron a estas tierras desde siglos atrás. Con la muerte de Len Bias el 19 de Junio de 1986, el espíritu céltico irlandés del trébol, el arpa y el leprechaun, se esfumó con el viento, con el humo de las típicas 'pipas' irlandesas de fumar tabaco. El leprechaun, ya marchito, no pudo hacer nada para retenerlo por más tiempo y los Cetics, abandonados por la fortuna, tuvieron que adentrarse en un mar de sufrimiento y lamentaciones, con alguna que otra alegría que les permitió sobrevivir durante estos 20 años de decadencia. Pero ahora, yo quiero soñar. Quiero pensar que esta larga marcha sin rumbo a través del desierto a llegado a su fin. Quiero creer que la muerte de Len Bias y la trayectoria posterior hasta hoy de los Celtics formaban parte de un plan. Quiero imaginarme una profecía; una profecía en la que los Celtics son la franquicia 'elegida' de la NBA, lo que la convierte en la más especial de todas y lo que la hace tener que soportar, en contraposición a su legendaria época de 11 anillos en 13 años, 20 años de agonía que, sin embargo, no han mermado en modo alguno las ansias de victoria, la ilusión, la belleza y el orgullo de ser un celtic. Quiero y pido finalmente, a todos aquellos que amen el baloncesto, que tengan fé en los Celtics, porque me parece que los 20 años de esa imaginada profecía han llegado a su fin y que de alguna manera, marcan el comienzo del final de la reconstrucción más prolongada del mejor equipo de baloncesto de todos los tiempos: los Boston Celtics.




8 comentarios:

Blogger Wayne Robinson ha dicho...

Así sea. Que la profecía se cumpla y los que amamos el baloncesto asistamos al resurgir del espíritu de Auerbach, Russell y Bird. Precioso el post Wilt. Superando las expectativas que habías creado.¡CELTIC PRIDE!

8:50 p. m.  
Blogger Wilt Chamberlain ha dicho...

Sí señor, los Celtics hacen llorar a uno de emoción. Este post me lo has inspirado tú con tu publicación sobre Len Bias y, yo he tratado de ampliar esa cuestión tratando de estar a la altura.

12:36 a. m.  
Blogger Wayne Robinson ha dicho...

¡Vaya Wilt! Pues me alegro mucho de haber contribuido mínimamente para que escribas este pedazo de post. Enhorabuena.

11:01 a. m.  
Blogger LITROS ha dicho...

Muchas gracias Wilt. Los que tenemos el corazon verde llevamos 20 años esperando, pero sin dejar los colores.
Muerte le Len Bias, desmantelamiento (por edad y otros motivos) del ultimo gran quinteto, muerte del gran R. Lewis, fichajes que parecian algo y luego fueron un bluff, pero sobre todo falta de orgullo celtico como el de antes y los fantasmas del Garden.
Se me saltan las lagrimas con el post.
Enorme.

5:01 p. m.  
Blogger Wilt Chamberlain ha dicho...

Al que se le saltan las lágrimas es a mí con tu comentario, eso es lo que que me conforta. Gracias litros, XD.

6:31 p. m.  
Blogger LITROS ha dicho...

Es mas, espero con impaciencia, ¿el fin de la reconstrucción II?.

11:22 p. m.  
Blogger Wilt Chamberlain ha dicho...

Es una pena que en verano no haya más gente, porque seguro que les iba a parecer interesante. Estoy por reponerlos en una especie de seccion de clásicos a partir de septiembre, eso sí, a cuentagotas.

La reconstrucción II está ya recién salida del horno.

12:38 a. m.  
Blogger Elio ha dicho...

Genial comentario, leído dos años después de su publicación.

¿Cual es el post inspirador sobre Len Bias?

8:20 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal